Vidrio.

El uso del vidrio en general se remonta al año 3.500 a.C., aunque por aquella época se destinaba a la fabricación de collares, abalorios y vasijas artesanales en el antiguo Egipto, incluso llegaron a colorearlo con efectos metalizados. Posteriormente, en el S. I a.C. los fenicios inventan el soplado del vidrio, a continuación los romanos descubren cómo aclararlo, los musulmanes lo tallan y le aplican altorrelieve y artesanos de Damasco lo esmaltan al fuego.

En toda Europa se produjeron objetos muy variados en vidrio, siendo los más destacados los mosaicos de teselas de  vidrio y las vidrieras, éstas últimas coloreadas y emplomadas para unir los trozos de distintos colores. Esta última técnica comenzó en el S. VI, alcanzando su mayor auge en los siglos  XIII y XIV y decayendo tras el renacimiento, para resurgir de nuevo en el siglo XIX.

 

El vidrio arquitectónico es el vidrio usado como material de construcción, bien como revestimiento de espacios exteriores o bien como separador de los mismos en interiores. Para este tipo de uso lo habitual es que goce de ciertas medidas de seguridad, así estos vidrios pueden ser reforzados, laminados y templados.

En la antigüedad el vidrio se usó en arquitectura para evitar las inclemencias del tiempo a través de las ventanas, para permitir el paso de la luz y tener contacto visual con el exterior. Actualmente los fines son los mismos, pero los avances en los distintos tipos de vidrio y la amplia gama de productos permiten controlar las pérdidas y ganancias de calor (contribuyendo a la eficiencia energética), la iluminación natural y por supuesto mantener el contacto visual con el exterior, todo ello con total control de la estética, del confort y la seguridad.

Veamos algunos ejemplos de aplicación del vidrio en arquitectura:

  • Glass House de Carlo Santambrogio y Ennio Arosio.

Este ejemplo unifica todas las posibles aplicaciones del vidrio en arquitectura: envolvente del edificio, estructura, revestimientos interiores, particiones, solados y cubierta, así como mobiliario.

  • Federation Square Melbourne (Australia), Lab Architecture Studio (2002).

Uno de los edificios que componen este centro cultural, aun siguiendo la misma morfología que el resto de volúmenes, gracias a su fachada de metal y vidrio aporta casi total transparencia a este módulo entre el resto, permitiendo ver lo que sucede a ambos lados de sus muros indiscretos.

  • Otro tipo de fachadas en vidrio es el U-Glass. En el siguiente enlace podemos ver distintos tipos y características de este material:

http://uglass.net/products/60mm-wings/

 

  • Comunes aplicaciones del vidrio en arquitectura.

Son numerosas las posibles aplicaciones del vidrio en arquitectura, quizá alguna de las más comunes hasta hace unas décadas eran los cerramientos de carpinterías, mamparas, división de espacios mediante piezas de pavés,… todos ellos elementos más tradicionales a los que estamos más acostumbrados.

 

Para concluir, destacar como página de referencia para consulta sobre vidrios arquitectónicos la marca Saint Gobain, en la que podemos encontrar infinidad de soluciones en vidrio arquitectónico.

http://www.saint-gobain.es/

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s